El libro “Si es amor, no duele”

¡Y se llegó el día…! Llegó un nuevo integrante al equipito del “No solo duelen los golpes”: El libro “Si es amor, no duele”.

Todavía parece que fue ayer cuando escuchaba yo a Pam llamarle al “No solo…” su niña. Es que ésta es mi niña, decía. Todavía tenía aquellas rastas, largas y rojas. Y por aquel entonces en El Salvador, un país tropical, tenía siempre los cachetes colorados… ¡Éramos taan jóvenes! Porque no fue ayer, parece que fue ayer pero no. Ha llovido mucho desde entonces. Los casi nueve años que estuvo Pam en El Salvador le llenaron la sonrisa de flores y frutas tropicales; por su piel empezó un oleaje tan vivo como las playas de aquel país chiquitico; empezó a curtirse con las venas abiertas de América Latina y, en especial, del Pulgarcito de América: El Salvador. Un país con nombre de hospital, o algo así, que puede salvarte la vida así como quitártela también. Te la salva porque permite que ABRAS LOS OJOS ASÍ DE GRANDES a las verdades que hay detrás de la injusticia; a las verdades también que esconden las sombras que se forman en el corazón de los que vienen de los “países desarrollados”, como del que ella venía. Pero también te puede matar… de dolor, de rabia y, muchas veces, de impotencia. Es duro darte cuenta de los hilos que mueven el mundo, sobre todo vivir en una sociedad manejada por esos hilos. Una sociedad que se lleva la peor parte de esos hilos. Es tan evidente, tan violento que, claro, el resultado termina siendo un país que se desangra…

Pero sí… ha llovido mucho desde entonces.

fotos pam en cordoba 105

Ahora tenemos en las manos un libro. Éste libro. Recuerdo yo cuando empezaba, allá en El Salvador, a esbozar la idea de un libro que contara todo aquello que sucede detrás del escenario, después de la función: el cotidiano, las noches de pláticas y ron, la crianza, el amor de pareja, las compras en el mercado, las historias de mujeres, del impacto de la pobreza extrema, las mujeres que han influido en el “No solo…” (más bien en Pam), del trabajo y los desvelos de creer y creer y creer que se puede amar con otro patrón que no sea el estereotipo…. Todavía está ese libro en borrador. Con muchas entrevistas a medias y con las ganas de sacarlo a la luz algún día: El “no solo duelen los golpes”, tras bambalinas.

DSCF5380

Y siguió lloviendo más… y terminamos viviendo en España: la famosa penísula histérica. Nos fuimos de El Salvador POR dolor y CON dolor. Pero teníamos que hacerlo para sobrevivir. Ahora nuestro sitio es éste. A veces lo vivimos bien, a veces más o menos y, otras veces, lo llevamos mal. Pero siguimos con el mismo amor, el mismo ímpetu y el mismo valor de aquellos días tropicales. Ha pasado ya un año y medio de surfear entre la histeria de este Madrid querido y detestado. Así es la vida, que se manifiesta de formas extrañas.

En estos 18 meses parece que nos ha llovido a cascoporro. ¡Uh! Ahora entiendo lo que es vivir en una “sociedad desarrollada”… más bien, arrollada por la prisa, diría yo. Y pues en esas prisas también han pasado cosas buenas. Como este libro.

2014-11-07 05.37.13

Nos vimos en la necesidad también de tener una especie de guión. Algo que pudiésemos registrar, que Pam tuviera derechos de autora. Ya nos habíamos dado cuenta que la difusión y el impacto del “No solo…” se nos escapaba de las manos… y aún ahora. Me di a la tarea de retomar aquella primera idea de escribir el libro de “tras bambalinas”, empecé de nuevo las entrevistas. Las continúo aún ahora. Pero, es verdad, que era un “peligro” no tener algo que protegiera la obra de tantos años de Pamela. Eli, su hermana, empezó a hacer la transcripción de la última versión del monólogo, hasta terminarla. Y es que Pam nunca ha tenido un guión, un escrito. Todo, por así decirlo, se ha ido construyendo en el momento y a través de los años. Lo que ves en el escenario es como el vino, mientras más pasa el tiempo se va puliendo sola.

Yo escribí un par de correos a editoriales independientes, de quienes nunca recibí respuesta. Como es de esperarse. Hasta que un buen día, a finales del año pasado (2016) alguien contactó con Pam, a través del Messenger del FB, para escribir una versión del Monólogo. Era una escritora que trabaja de cuando en cuando para BlackBird, una colección nueva de ALFAGUARA, y que había visto el monólogo en vivo. Quedó impactada, nos dijo. Pam me pasó el contacto y desde entonces empecé a hablar con la gente de Alfaguara. Desde un principio ella se dio cuenta de que quien debía escribir el libro tenía que ser yo. Yo ya estaba entusiasta con el otro, el de “detrás de bambalinas”. Pero, al escuchar la idea de lo que querían escribir, sí detecté que tenía en mis manos una “misión”. Es porque querían hacerlo (los de Alfaguara) con el formato de una obra de teatro. Éste de:

Pamela se acerca al público y saluda. Pide disculpas por el lenguaje que va a utilizar y empieza a contar.

PAMELA: Yo me hice novia cuando tenía doce años. (etc. etc.)

Entonces Antonio, su ex, se acerca a ella.

ANTONIO: ¡Parece una guarra con esa falda!

Y yo… NOOOOOOOOO… Y Pam Noooo… No. No. ¡Que no! Y me embarqué en la aventura de meterme en la piel, en las emociones, en la garganta y en el corazón de Pam. Esto tenía que ser más narrativo, más plástico. Se debía captar la voz y la magia que Pam tiene cuando se para en el escenario. El lector debía sentir lo mismo que siente cuando la ve en escena, desde la primera página. Y esto era trabajo para un escritor: ¡YO! Jijijiji, sí, que tiro para mi casa también. Naa… ya en serio. También vi en esta “misión” varias oportunidades: -De los 14 años que llevo con Pam, estamos juntos diez años (y por ende junto al “No solo”). -Si les contara las veces, y los lugares, en donde he escuchado y sentido el monólogo, no me lo creerían. – Conozco casi todos los rincones en donde sucedieron los hechos con Antonio, allá en Andújar, Jaén. – Conozco, aquí sí, todos los rincones del corazón de Pam cuando de este tema se trata. La he visto llorar y reír con el monólogo; sufrir y cabrearse; caerse y levantarse. – He visto 5 veces a Antonio pupular por las calles de Andújar. -Al pueblo mismo, Andújar, le tengo un cariño casi natal. -Y para mí, en lo particular, soy un escritor que quiere, por fin, dedicarse profesionalmente a escribir historias y mostrarse al mundo… Ahora, díganme ustedes… ¿Verdad que la vida actúa de formas extrañas? El cosmos conspiró para hacer “coincidir” todas estas causalidades.

Tenía mucho significado también. Aquella “niña”, a como llamaba Pam a su proyecto, ya no era una niña. Desde hace algunos años dejó de serlo. Y corre mucho. ¡Mucho! Tanto que da la sensación de ir un par de cuadras delante de Pam y mía. Y pues, llegó el momento de darle relevo. Ese relevo ha sido, creemos, este libro.

Significa mucho para mí… y no tienen idea cuánto para Pam también. Significado de croncreción, de condensación. Ahora tendrá lo eterno y lo íntimo que pueda tener un libro… ¡con ese olor tan particular también!

Pero de esto compartiremos en otra entrada: ¿Cómo fue escrito? ¿Qué significa para cada quién? ¿Qué secretos hay detrás del libro? ¿Por qué deberías de tenerlo? ¡Todo! Éste nene todavía está en su etapa de bebé.

Un abrazo a sus corazones… y esperen más comentarios y entradas sobre esta nueva aventura…¿Les gustaría?

Iván.-

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s